Una pequeña descripción

El grupo de Espeleologia de Getafe se creo en el año 1989. Desde entonces seguimos reuniéndonos en un local del ayuntamiento situado en la C/Titulcia nº 12 bajo, todos los miércoles a partir de las 21:00 horas, te esperamos, ya que aún nos queda cuerda para rato.

sábado, 13 de octubre de 2018

RUTITA POR LOS RISCOS/BARRANCOS/TRAVESÍA HUNDIDERO GATO


RONDA (Málaga)



Actividad: Barrancos / Travesía Hundidero – Gato
Lugar: Ronda (Málaga)
Fecha: Puente de la Hispanidad, 12-14 octubre 2018



Participantes: Rúa, Cristian, Elena, Nacho, Leo, Yolanda & family, Inma, Vane, Antonio Ortigosa & family, Antonio Xozo, Corte, Javi, Fany, Juanjo, Mario, Antonio Lobato, Paco (Jerez) & family y Antonio Chiclana.



Descripción de la actividad:


Salimos el jueves rumbo a Málaga, como siempre con mucha ilusión, y sin que las recientes lluvias pudiesen mermar nuestras ganas de cuevear, de convivir, de compartir… El viaje es largo, así que aprovechamos el puente para aprovechar al máximo cada minuto allí, después de meses con esta salida planificada.
Nos acomodamos en un pabellón de una finca rústica próxima a Ronda y en un entorno privilegiado, en plena Sierra de las Nieves. La temperatura ideal y una ventana de buen tiempo prevista para las siguientes 48 horas. Justo lo que necesitábamos!!

Viernes por la mañana, nos levantamos tempranito para aprovechar bien el día y sacarle el jugo a cada instante. Nos dividimos en dos comandos: El primero hacia el Barranco de las Buitreras, el segundo rumbo a la ruta del Júzcar, 10 km en circular junto al famoso pueblo Pitufo.











Al término de actividad, merecido descanso en una terraza para reponer fuerzas y echarnos unas risas. Cuánto se disfruta siempre la buena compañía… Aún falta para la puesta de sol, así que partimos rumbo Ronda del Tajo a hacer esas ferratas que tanto nos gustan. Para algunos su primera toma de contacto, otros afianzando conocimientos, y los más veteranos moviéndose por ellas como pez en el agua. Sencillitas y muy muy disfrutonas.



Nos vamos pronto a dormir, el sábado es el día previsto para hacer la travesía Hundidero-Gato. El ya conocido cosquilleo en el estómago la noche anterior nos ronda a algunos de nosotros… 


Llegamos a la zona de la presa de Montejaque (También conocida como Presa de los Caballeros) y bajamos hacia la boca de Hundidero. Lo primero que llama la atención es la cantidad de elementos que cuelgan de las paredes y el techo. Restos de maderas, hierros, puentes y antiguas pasarelas que confieren a la cueva un aspecto muy peculiar, y que en ocasiones encontramos incluso sumergidos en el interior las cristalinas pozas. Cuenta la historia del lugar, que en el pasado se desarrolló un ambicioso proyecto de taponado, con el fin de frenar las numerosas filtraciones que desde su construcción sufría la presa. El proyecto sin embargo, estuvo desde un principio abocado al fracaso, dejando por toda la travesía innumerables muestras de un tremendo esfuerzo que comenzó al término de la Guerra Civil, y que se prolongó de forma infructuosa durante diez largos años.


Pequeños rápeles, algunos pasamanos, y mucho camino en horizontal, parte caminando, parte nadando por las frías aguas del río Guadares… Por suerte para nosotros no iba en carga, y a pesar de ser tantos avanzamos a buen ritmo. Atravesamos la Sala de las Dunas... La Sala del Aburrimiento, bloques, bloques y más bloques, haciendo honor a su nombre… La circular Plaza de Toros, con las ruedas oxidadas de una vagoneta como si de una antigua reliquia se tratara.. El Cabo de las Tormentas… la Sala de los Gours, impresionantes marmitas calcáreas que ahora encontramos secas… la Galería de la Ciénaga, lo más parecido al Pantano de la Tristeza que describía Michel Ende en “La Historia Interminable”… Cada tanto, enormes coladas de calcita que merece la pena pararnos a observar… Y llegamos a la Gran Estalacmita, una enorme formación, majestuosa e imponente, presidiendo la sala y atrayendo todas nuestras miradas. El silencio se hace durante un instante… Qué maravilla poder contemplar su belleza…
Continuamos hasta el final, y finalizamos la travesía por la Cueva de Gato, a cuya salida se forma un pequeño y cristalino lago, estupendo para dar un primer lavado a nuestros neoprenos.


Disfrutamos de una noche tranquila, reuniéndonos con la familia y amigos que aguardaban afuera, con muchas ganas de risas, de disfrutar y compartir cada instante. Ya entrada la madrugada nos vamos a descansar, al día siguiente nos espera el viaje de regreso a Madrid.







Como siempre, gracias a todos por la experiencia… Por vuestra paciencia, cuidado y dedicación con aquellos que aún nos encontramos en camino de aprendizaje.. Gracias por compartir lo que nos une y nos hace ser una familia, en este mundo maravilloso que es la espeleología..




Esperamos con ganas la próxima aventura.. Muchas gracias compañeros!!!

sábado, 15 de septiembre de 2018

TRAVESÍA T1 - SANTA ELENA
HUESCA

Los participantes
ACTIVIDAD: T1-STA. ELENA
LUGAR: HUESCA
FECHA:15/09/2018

PARTICIPANTES: CESAR T, CRISTIAN Y VANESSA

MATERIAL: aunque la cueva estaba instalada , por si acaso llevábamos: 
C 25, 60, 60 Y 2*cordinos recuperación saca burilar antiroce mosquetones..

APROXIMACIÓN: 1H 30´
DESARROLLO: 1OH (parada 1h 30 para comer, cambio neopreno...)
RETORNO: 50´

BREVE DESCRIPCIÓN:

Aproximación: dejas coche al lado camping Bujaruelo,donde hay una pradera marcada piedra Grallera del Turbon, camino marcado con círculos rojos. Comienzas con una pendiente durilla, para seguir en la misma línea durante casi toda la aproximación, pasas de estar entre hayas a un claro . Siempre para arriba hasta llegar a la izquierda en la pared, donde hay una piedra bien marcada punto rojo dónde está la cueva son 2 agujeros en el suelo el pequeño está instalado con un cable que te aproxima a la cabecera del p10

Desarrollo: Comienzas con un pasamanos que da acceso al p10 en cuya base hay un nevero, continuas bajando una gran rampa de piedras y en el lado izquierdo antes de la cabecera del p15 puedes anclarte a un pasamanos, que fue lo que hicimos, bajar todos hasta este punto y esperar mientras el primero baja el p15 sin movernos nada, ya que todas las piedras caerían encima "muy peligroso" en este punto de espera hay una fuerte corriente de aire, esto sumado a que ya tienes las manos mojadas de la cuerda que está instalada en fijo, hace que se pase un poco de frío, la cueva está a unos 4º..

El p15 bajas y en su base tienen un desviador, a continuación está el p35 que está fraccionado ( las cuerdas instaladas tienen roces, están con nudos y acortadas para pasar por ellas), después de aquí bajamos la gran rampa que está instalada con un nevero pequeño. El último pozo de 30 la cabecera tiene un reaseguro que da miedito..bajado este llegamos a la bifurcación donde cogemos el camino de la izquierda ( de espalda a la rampa que bajas) indicados las 2 direcciones con papel y flechas)

A continuación bajas p9 y das al vivac( montado con tienda campaña campings...)

Antes llegar al vivac a la izquierda está el p29 te metes en el suelo entre llos bloques de piedras.

Bajado esto encontramos pasamanos ascendentes p9 y p30 .. estos pasamanos evitan meandro, después p6, p10 y p12,luego pasamos y p90 ( 2 cuerda para bajar y 2 para el guiado, llegas a la pared donde hay un popurrí de pasamanos para continuar hasta la cabecera del p50 que se baja fraccionado sin problema. 

Abajo paramos a comer algo y ponernos el neopreno, es aquí donde empieza la parte con agua( aunque no mucha hay varios casos de bloques y solo con el peto es suficiente)

A partir aunque no nos coincidía las cosas con la topo nos tocó remontar varios tramos de 5 m +-( no vimos r3 r 6 E4...) Era todo de ascenso.

Seguimos andando, caos...y pasando alguna zona que el agua llega al pecho( hay cables de acero q te ayudan) y se podría evitar x pasamanos....

Antes de la bifurcación a la vía mojada había una cascada y unas escalada que no cogimos ( no sabemos dónde llegaría)...para seguir fuimos por unos pasamanos que dan justo a la bifurcación...aquí a la izquierda, a partir de aquí caos de bloques, andar, subir bajar algún resalte con cuerda...y ya al fin vimos el p20 a la izquierda... subimos pasamanos des ascenso...ya llegas a la galería fósil, vas arrastrado techo bajo, luego la rampa por la izquierda, la parte de agua hasta rodillas y ya al final aparece un paso estrecho donde sopla el aire y más adelante el paso de 4( no es tan estrecho) lo único incómodo por el aire y por pasar sacas unos a otros y sales ala calle. 

El retorno está muy bien indicado con reflectante, bajada por senda bien marcada, que dan al camino antes del camping

DORMIR: Refu Pescadores antes del camping cómodo, con chimenea ( aunque con algún charco de lluvias)

ALGUNAS FOTOS DE LA ACTIVIDAD









domingo, 9 de septiembre de 2018

PRACTICAS DE ESPELEOLOGÍA Y BARRANCOS

PATONES DE ABAJO
MADRID
Todos los practicantes practicando.......
Fecha: Domingo 9 septiembre 18

Participantes: Rúa, Cristian, Elena, Nacho, Leo, Yolanda, Marta, Inma, Gustavo, Raspi

Descripción de la actividad:

A pesar de la previsión de lluvias salimos de prácticas (somos todoterreno y las ganas de aprender y afianzar nos pueden). Como otras veces, el Cañón Chico de Patones fue el sitio elegido, aprovechando la finalización del período de anidamiento de aves.

Progresión vertical, nudos, instalación, pasamanos, paso de nudos… Convivencia entre amigos humanos y perrunos, no hay tiempo ni lugar para el aburrimiento, y menos, como siempre, con esta fantástica compañía.

ALGUNAS FOTOS DE LA ACTIVIDAD











sábado, 28 de julio de 2018

TRAVESIA RUBICERA - MORTERO DE ASTRANA

ASTRANA Y ASÓN
CANTABRIA

Los intrépidos espeleólgos

Actividad: travesia Rubicera-Mortero de Astrana.
Fecha: 28/07/2018
Lugar: Municipios de Astrana (Mortero de Astrana) y Ason (Rubicera).

Participantes: Rua, Corte y Cristian

Material: cuerda de 70y dos cuerdas de por si acaso de 40 y 55 metros.

Breve descripción: Otra actividad más, y mucho más que entretenida y movidita de lo que parecía.

Salimos sobre las 12:30 de la mañana el viernes hacia Cantabria para estar por allí por la tarde antes de que se fuera la luz, el otro compi ya estaba por allí ubicado, esto nos permitió dejar instalado el Mortero de Astrana para el sábado cuando saliéramos. El mortero tiene instalación en fijo para la travesía pero preferimos montar una cuerda nuestra que no costaba nada y nos parecía más seguro, montamos una cuerda de 70 metros.

En sábado madrugamos bastante y al ser solo tres nos movimos bastante rápido en el tema de los coches, preparativos desayunos, etc…,a las 10:30 ya estábamos empezando a caminar, habíamos comenzado la aproximación, sin ninguna dificultad a pesar de la niebla que al principio parecía más densa pero según íbamos avanzando parece que nos respeta algo más.

Bajamos la canal que nos da acceso a los farallones y a un balcón con unas vistas espectaculares, cualquier resbalón, traspiés o despiste a partir de estos tramos puede causar un contratiempo muy grave. Casi ya llegando a las bocas, en la última bajada, decimos instalar una cuerda para bajar de forma segura. Hay dos anclajes en una piedra que te permite poner la instalación, una chapa se mueve algo pero nada importante, y la cuerda que hay puesta en fijo da muchísima desconfianza y además tiene nudos, yo aconsejo montar cuerda. Después de bajar este resalte vemos la primera boca de Rubicera, la boca norte, y si seguimos caminando a la vuelta veremos la boca sur que es por la que empezaremos nuestra travesía.

Antes de comenzar la travesía bebemos y picamos algo y hacemos algunas instantáneas a las maravillosas vistas que hay. A las 12:30 aproximadamente ya estábamos entrando en la cueva.

La travesía está bastante bien balizada en todo momento, menos mal, porque aun así tuvimos algún despiste que nos retrasó un poco.

Empezamos con una rampita para entrar en calor, tiene escalones tallados en el mismo barro de toda la gente que ha ido pasando, caos de bloques, la sala Rubicera y llegamos al bosque, pasando antes por unas formaciones muy extrañas y sin sentido alguno.

Pasado el bosque nos metemos en el paso de la licuadora, es un resalte de unos 20 metros entre estrecheces caos de bloques algún charco de agua y hasta un bloque de piedra anclado a otro bloque para evitar que caiga.

Pasado este paso hay que seguir muy bien y al pie de la letra la descripción y las balizas, es todo bastante laberintico y puede crear confusiones, y así nos pasó, antes de la sala del balcón no sabíamos por dónde tirar, no veíamos más catadióptricos y la descripción no nos aclaraba nada, entonces después de bichear por varios lugares de la zona, y topo y brújula en mano conseguimos encontrar la continuación siguiendo hacia el noreste, esto nos llevaría aproximadamente unos 40 minutos de pérdida o algo más, a partir de aquí todo correcto y sin problemas, pasamos unos pasamanos a izquierdas que había en fijo instalado en un gran bloque evitando una zona desfondada a derechas, y siguiendo catadióptricos llegamos a una gatera después de la sala del balcón y la sala deslizante, al llegar a la Sala d la Biere vemos en la topo que es la conexión con la Galería de las tetas y el meandro norte, pero nosotros seguimos a lo nuestro, y tiramos hacia delante continuando la travesía, está pasando por la galería del tambor con un suelo hueco que al andar suena de una manera muy peculiar, hay zonas que está bastante rotas y deterioradas.

Pasando un pasamanos para evitar un pozo de 50 que da al río, esto ubicado en la galería del andén, una galería de dimensiones bastante amplias que llega a la sala decrepita. Tomamos un desfondamiento a la derecha y seguimos bajando y pasando una gatera a izquierdas con el suelo de arena llegaremos en breves a un pasamanos que nos deja justo en la cabecera del pozo del chocolate, un pozo de 31 metros que nos deja en el tercer nivel de Rubicera. En la bajada de este pozo hay que tener cuidado con las alhajas súper finas y aparentemente frágiles que hay a mitad del pozo aproximadamente. Aprovechamos para hacer una paradita aquí y reponer algo de fuerzas y continuar.

Seguidamente pasamos por la galería de la plancha, un laminador vertical con el suelo totalmente liso que luego se va abriendo y te permite ir progresando con los pies en el suelo pero muy pegado a la pared.

Ya en la galería de las muelas, gusto al principio, se aprecia un libro, donde la gente suele firmar y escribir los rumbos de hacia donde se dirigen, esta galería esta llenas de bloques afilados y puntiagudos que se salvan de la mejor manera posible y que nos llevan si seguimos rectos, a un caos de bloques que llevan una zona de agua donde no nos debíamos dirigir. Nosotros oímos agua y fuimos como ansiosos hacia ella pero no era el camino correcto, el camino correcto en vez de bajar era girar hacia la izquierda donde hay un gran hito en una pequeña montaña de piedras. En esta zona tuvimos el segundo despiste que resolvimos con menor pérdida de tiempo que el anterior.

Si se baja donde bajamos nosotros se ve que el pequeño rio se pierde por un laminador que es impenetrable, esto es lo que nos hizo retrocede en nuestros pasos.

Ya con la dirección y ruta adecuada llegamos al río Rubicera, al agua patos, menos mal que aquí no nos íbamos a mojar mucho todavía, pero ya llegaría el momento en el río Leolorna.

Siguiendo el curso del Rio Rubicera por un meandro serpenteante y precioso, de las zonas más guapas de la cueva, dejamos el curso activo de río y cogemos la vía real, zona por donde transitaba antiguamente el rio Rubicera por la que legamos al Pozo dela cascada Blanca donde nos volvemos a encontrar otra vez con el río Rubicera que se pierde en forma de cascada en el fondo del pozo de 80 metros.

Este majestuoso pozo lo salvaremos mediante un pasamanos, el pasamanos de la Araña, que pasando una gatera nos dejara en la sala de la espera.

A partir de aquí vamos subiendo pozos y resaltes hasta llegar a la sala de la encrucijada, en la que nos encontramos tras subir un pozo de 15 metros  nuestra izquierda una ventana en el suelo que nos saca al paso del cocodrilo, una pequeña estrechez por la que pasaremos sin ningún tipo de problema, seguimos bajando y subiendo algunos pequeños resaltes hasta llegar a los últimos pozos de bajada que nos permiten la conexión con el Mortero de Astrana.
Habiendo bajado estos pozos y un pequeño resalte de 5 metros para finalizar , llegamos con los pies a las aguas del río Leolorna, aquí si que nos mojaremos bien, y los alérgicos al agua como yo los sufrirán un poquito.

Tiraremos aguas arriba, si seguimos la dirección de la corriente acabamos en el gran pozo del mortero, nada más y nada menos que 178 metros de pozo, por el que se precipita el río Leolorna.
Nosotros todo este tramo de agua y marmita lo pasamos sin problemas por el agua, te mojabas más o menos hasta la cintura y en algunos tramos un poco más, ya en las últimas marmitas que eran más profundas ya hicimos uso de los pasamanos instalados en fijo, si no paras y si sigues avanzando no te quedas frio en ningún momento.

Pasado todas las marmitas más profundas la progresión ya era más fácil y antes de llegar a la sala de la cascada por la que viene el rio Leolorna a mano derecha se ve un aporte de agua que viene de Cuivo, después de todo esto empiezan ya las rampas que nos suben al gran Mortero de Astrana.
Ya habíamos terminado la travesía y ya fuera del Mortero, comenzaba otra pequeña odisea, era de noche y con niebla, no se ve ni a dos metros, a encontrar el coche, después de un ratejo de que es por aquí o por allí o que aquí hay camino y que aquí no…, encontramos el buen sendero y la pista que llegaba hasta el aparcamiento donde teníamos la furgo.

A las 23:40 estábamos ya sanos y salvos quitándonos los equipos y reponiendo líquidos con nuestro zumo de cebada conservado bien fresquito en las neveras.
Una buena cena copiosa amenizada por el Chef corte, que estaba a los fogones y por los pinches Rua y Cristian.

Una travesía muy recomendable y bastante completa.
El domingo de vuelta a casa para intentar no pillar caravana a la vuelta, ya que era día conflictivo.